Si te lo encuentras de frente, ¿sabrías reconocer el amor?

Redacción Editorial Phrònesis

Cada vez es más común encontrar corazones rotos por todas partes; separaciones y rupturas generadas por tantas razones como se pudieran imaginar. Pero, parece haber un factor común en estos fracasos amorosos, una pregunta que, casi siempre, acompaña a los involucrados: “¿Qué hice mal? 

Sin embargo, más allá de las razones por las cuales termina una relación de pareja, resulta oportuno comenzar a ser conscientes de cómo funcionan los procesos del amor, cuáles son los elementos sistemáticos en el proceso de amar a alguien que, sin importar lo frío y calculador que suene,  nos ayudan a ver con claridad qué estamos haciendo bien y en qué estamos fallando a la hora de vivir el amor junto a alguien.

Para esto es esencial diferenciar y evitar confusiones entre dos conceptos clave: el enamoramiento y el amor concreto, constituido como un sentimiento en común con otra persona. Es cierto, involucrarte emocionalmente con alguien puede ocurrir tan intempestivamente que apenas logras recordar tu último momento en soltería. Puede resultar algo confuso tener presente el segundo exacto cuando el amor comienza a surtir efecto. ¿Recuerdas ese mágico instante? ¿Ese momento en el que empezaste a amar a alguien? 

Si tienes en este momento una relación con alguien, ¿podrías responder con certeza si estás experimentando la fase de enamoramiento o si amas realmente a esa persona? ¿Eres capaz de ver la diferencia o percibes ambas cosas al mismo tiempo? Lee con atención lo que sigue, será de gran ayuda para aclarar estas preguntas. 

Dos clásicas luchas: el apacible amor vs el enamoramiento enloquecido

La diferencia entre estos dos titanes emocionales es descrita hábilmente por Walter Riso, psicólogo y escritor experto en estos temas, de la siguiente manera: “Hay algo de razón y de razonable en el amor, a diferencia del enamoramiento que es un terremoto de grado diez”.

Para disfrutar del amor saludable, Riso sugiere separarlos tajantemente, como uno de los pasos fundamentales para vencer la dependencia afectiva en su mayoría, un problema demasiado común pero que muchos no aceptan ni lo hacen parte de su consciencia propiamente dicha.

¿Cómo saber que no es amor sino enamoramiento?

Suelen evidenciarse algunos indicadores en el comportamiento para saber que se está experimentando enamoramiento en lugar de amor. 

  • Idealización
  • Apego sexual
  • Pensamientos obsesivos
  • Ilusión de permanencia
  • Riesgos irracionales

Cabe anotar que es imposible evitar el enamoramiento, la clave es darle el adecuado manejo, bajo parámetros como los que recomienda Walter Riso en su colección de guías prácticas. En el contenido de sus obras, el autor explica la manera de evitar que sus efectos dejen de “manipularnos” (el proceso de enamoramiento dura aproximadamente un año, según los expertos), así como la forma de avanzar en nuestra relación de pareja hacia una etapa más tranquila y apacible, hasta lograr una relación saludable, que nos haga felices. Conócela detalladamente a continuación.