¿Sabemos cómo se manifiestan las emociones?

Por: Ps.Mg. Paloma Carvajalino 

Cuando se produce una emoción, esta va asociada a la aparición de alguna modificación -fisiológica, cognitiva o motora- en el sujeto que la experimenta, y esta es una particularidad de ciertos estímulos, que al ser capaces de provocar estas reacciones tienen lo que conocemos como competencia emocional.

Es decir, cuando el cerebro detecta estímulos competentes emocionalmente, envía órdenes específicas al sistema endocrino -el responsable de la liberación y de la regulación de las hormonas en la sangre, y sus efectos-, al sistema autónomo -el que actúa sobre los sistemas fisiológicos de control del cuerpo, la homeostasis en general y el sistema cardiovascular– y al sistema musculoesquelético -el responsable de algunas respuestas típicamente emocionales-, para permitir la expresión emocional.

Y las emociones no sólo se pueden evidenciar a nivel interno de cada persona, sino que tienen un componente físico, el cual permite a otras personas alrededor además de uno mismo, saber que está pasando algo y que está produciéndose algún cambio; por más que se trate muy insistentemente de enmascarar cualquier emoción desagradable, como por ejemplo la ira, siempre habrá una manifestación involuntaria notoria que revelará que estamos sintiendo y transitando por esta emoción.

Entonces, el procesamiento de emociones es la manera en la que nuestro cerebro recibe y gestiona esa respuesta -la emoción- frente a una situación, donde además influye significativamente en ese accionar, así como pueden servir de base para analizar psicológicamente a cada ser humano.

? No olvidemos que la emoción es un estado afectivo, concreto y subjetivo, que tiene la maravillosa función de permitirnos otorgar significado y valor a la experiencia vivida.