Razones detrás de la ausencia de deseo sexual en la pareja

¿Qué hay detrás de la ausencia de deseo sexual en una pareja? ¿Ha muerto el romance?, ¿se ha extinguido la llama? ¿o se ha convertido, lo que era una “relación de amantes”, en una “relación de hermanos”?

Los hombres y las mujeres interpretan de forma distinta la sexualidad. El psicólogo y autor Lindsay Gibson explica que, mientras el sexo femenino tiene la capacidad de conectar emocionalmente a diario, en la vida cotidiana, los hombres ven en el encuentro sexual como una oportunidad insustituible para “sincronizarse” con otros (incluso si no hay amor).

“¿Si no te deseo es porque no te amo?”

La primera explicación que solemos hallar para la pérdida del deseo sexual en pareja, guarda relación directa con el amor, especialmente en matrimonios y relaciones duraderas.  La cultura influye mucho en el vínculo que hemos aprendido a establecer entre lo que sentimos y cómo “se supone” que deberíamos expresarlo físicamente. 


Si la falta de amor no es la causa de la pérdida del deseo sexual, ¿cuál es?

La disminución del deseo sexual en las mujeres suele coincidir con el inicio o el final de una relación amorosa, o bien con cambios importantes en la vida, como el embarazo, la menopausia y la enfermedad.

Por otro lado, existen medicamentos utilizados para el manejo de los trastornos del estado de ánimo que pueden ocasionar un bajo deseo sexual femenino, por no mencionar la posibilidad de desarrollar trastorno del deseo sexual hipoactivo (HSDD), que se caracteriza por la pérdida total del interés en mantener relaciones, y se considera una disfunción sexual.

¿Qué hay de la ausencia de deseo sexual en los hombres?

En los hombres, la ausencia de deseo sexual es menos frecuente que en las mujeres, pero sí es natural que pierdan el interés en encuentros sexuales monótonos. En otras palabras, la ausencia de deseo en los hombres suele relacionarse directamente con el aburrimiento y con la necesidad humana de aventura, innovación… ¡de ser sorprendidos! Esther Perel refiere este como uno de los principales detonantes de la infidelidad.