¿Qué te hace traicionar a tu pareja?

Redacción Editorial Phrònesis

Las traiciones amorosas se producen por tantos motivos como posibilidades de vivir existen. No obstante, pese a la complejidad del tema, podemos echar un vistazo a las investigaciones científicas y la experiencia clínica para reunir por lo menos 6 fuentes de la infidelidad.

Analicémolas a continuación: 

¡

Creer que el amor nos hace inmunes

Esta sobrevaloración del amor, muy a pesar nuestro, nos hace bajar la guardia porque creemos que el sentimiento amoroso nos protegerá de las tentaciones. ¡Nada más peligroso!

Buscar el amor perfecto

La fantasía del amor que no genere dudas: la mujer diez o el hombre diez no lleva a nada bueno. Este perfeccionismo afectivo genera dos consecuencias negativas: (a) saltar de una relación a otra y (b) ser totalmente intolerante ante los defectos o lo errores de la persona supuestamente amada.

La sed de venganza

Esa búsqueda por una “indemnización” para el corazón que repare el orgullo herido. Pagar con la misma moneda: “Si me eres infiel, yo también seré”, “Si me haces sufrir, yo haré lo mismo contigo”. Esto significa hacer lo mismo que tanto criticas.

La Insatisfacción sexual

Un número considerable de personas que se sienten afectiva y sexualmente poco gratificadas, tratan de “equilibrar” el déficit con una tercera persona que les ofrezca lo que no tienen en casa. Estos “infieles compensatorios”, dicen haberlo intentado todo, pero irremediablemente: “no me quedó otro camino”.

Los viejos amores inconclusos

Un reencuentro con esa relación que quedó “a medias”, es acercarse peligrosamente a la hoguera. El refrán dice: “Donde hubo fuego, cenizas quedan”, según dice Walter Riso, muchas de estas aproximaciones en realidad funcionan como el Ave Fénix: parecía acabado u olvidado, simplemente renace de entre las cenizas.

Tu momento en la vida

De acuerdo a determinadas edades se dispara cierta vulnerabilidad a los enredos afectivos y/o sexuales. Algunas personas comienzan a sentir que la vida pasa rápido y que deben aprovecharla haciendo cosas que antes no fueron capaces de hacer por mojigatería o miedo.

Hay que tener en cuenta que cada una de estas causas no funcionan en estricta independencia, pueden coexistir simultáneamente, lo que incrementa el poder de sus efectos y, por ende, hace más difícil la erradicación y control de la infidelidad.

¿Has sido infiel por causa de alguna de ellas? O, por el contrario, ¿las han usado para “burlarte”?. El psicólogo y escritor Walter Riso, profundiza en cada una de ellas en su “Guía práctica para afrontar la infidelidad de la pareja” y enseña algunas técnicas útiles para aplicar al momento de una traición amorosa.

Obtiene más detalles a continuación, seguramente te resultarán de gran ayuda.