¿Por qué seguimos juntos si ya no hay amor?

Redacción Editorial Phrònesis

Afortunados sean quienes encontraron la respuesta a esta compleja pregunta, porque ya conocen las mieles de la independencia emocional. Para quienes no lo han conseguido, el panorama es más bien sombrío. Es probable que se hayan dejado dominar por el deseo sexual, al punto de crear la falsa percepción de: “todo marcha bien” en una pareja donde uno de los dos ama y el otro solo quiere “revolcarse” con un cuerpo que le atrae. 

Aunque no podría afirmarse a ciencia cierta cuál de los dos está más equivocado, es evidente que, en este caso, la salud emocional de la pareja se ha quebrantado y cada uno de sus integrantes está alimentando una adicción

Walter Riso afirma en su “Guía práctica para vencer la dependencia emocional” que “Se puede hacer sexo sin hacer el amor, o se puede tener sexo sin tener amor. Cualquier persona puede apegarse sexualmente a otra, aunque no haya afecto. En un número considerable de parejas separadas, el deseo sexual sigue presente, no obstante que el afecto haya desaparecido. En otros casos, a pesar de haber tenido una relación sexualmente fría, la libido se alborota inesperadamente después del distanciamiento”.

De la noche a la mañana, la o el “ex” comienzan a transformarse misteriosamente en los seres más sensuales y eróticos del universo. Una atracción tardía y desconocida hasta entonces hace su aparición, sacude el sistema límbico y los impulsa a un éxtasis de consecuencias impredecibles.

La verdadera problemática surge cuando el sexo se convierte, ilusamente, en la prueba reina de que el amor está vivo. Seguir haciendo el amor con la persona que queremos, pero que no nos corresponde, es un disparate. Cada encuentro clandestino es la confirmación de un “sí” con sabor a “no” y una afrenta para la autoestima. La esperanza en carne viva. No olvidemos que ser deseable no implica ser querible.

En suma: deseo no es amor.

Con poderosas premisas como esta, Walter Riso te mostrará cómo deshacerse de la adicción emocional que te ata a quien ya no te quiere o te quiere mal en su “Guía práctica para vencer la dependencia emocional”. Conócela con más detalle a continuación, descárgala y llévala contigo en tu celular o tablet.