La inestabilidad afectiva 3 tareas para afrontarla con determinación

Algunas personas desarrollan lo que podríamos llamar “amorofobia”. Una historia reiterada de fracasos afectivos, que les lleva a pensar que nunca podrán hallar una pareja estable. Para hacerle frente, Walter Riso en su conferencia  “Es posible amar sin sufrir, el arte de amar sin apego” nos invita a trabajar en estas tres tareas:

En primer lugar, debes tener presente que eres tú quien elige y decide estar con alguien, por lo tanto, sin que te vuelvas ultra exigente, trata de tener claro qué es importante para ti en una relación y que no lo es.

Haz una lista y organízala prioritariamente, con esto en mente, saldrás al mundo de la conquista, conocerás personas que descartarás de inmediato, hasta que des, si es que llega, con la persona que se acerque a tus predilecciones.

“No siempre debes entrar por el sentimiento, a veces, comienzas con una opción abierta, pero con buen fundamento y una enorme claridad: lo que no quieres ni te interesa”.

La segunda tarea consiste en ponerle pecho a la soledad.

Enfrentarla, perderle el miedo y empezar a vivirla y habitarla con una actitud nueva. Aunque no lo creas los momentos de soledad te vuelven apacible y te permiten estar en contacto íntimo con tu persona.

“Estar solo o sola no es una desgracia”.

La tercera tarea, no juegues el papel de víctima.

Es posible que cuando te sientas solo o sola, tu mente empiece a dramatizar la situación. No empieces a saborearte con frases como: “Todos están con alguien”, “Nunca encontraré alguien que me quiera” o “Nadie me quiere”.  Hay que evitar esas imágenes negativas, hay que combatirlas, date cuenta que la realidad no es tan cruel, luego detén el pensamiento negativo y de inmediato cambia la imagen por una neutra y relajante.

“Así es la mente: te mete en un hoyo y te hunde, si no haces nada para evitarlo.”