La frase que debes eliminar para ser más seguro de ti

Redacción Editorial Phrònesis

Las palabras realmente tienen un gran poder. Influyen en la manera como te concibes a ti mismo, la imagen que tienes en tu mente que conforman tu esencia y la seguridad que irradias en la toma de tus decisiones. 

Si te menosprecias, tu diálogo interno obrará como un freno. Elimina de tu repertorio la frase: “No soy capaz”, porque cada vez que te lo repites confirmas y refuerzas tus sentimientos de inseguridad; esta calificación negativa, automáticamente, te inmovilizará. Cada vez que te encuentres rumiando el nefasto: “No soy capaz”, aléjalo y expúlsalo de tu mente. Detén el pensamiento diciéndote: “¡Para!”, “¡No más!”.

Cambia de actividad, habla por teléfono, escucha música, canta en voz alta u orienta tu diálogo positivamente, pero no dejes que un pensamiento negativo arrastre otro y tu mente se convierta en una cadena de pensamientos autodestructivos. Walter Riso aconseja en su “Guía práctica para mejorar la autoestima” hacer lo siguiente para alejar esta siniestra frase de la mente: 

“Puedes decirte: ‘Esta manera de hablar no es sana para mi salud mental. Nadie es totalmente capaz o incapaz. Además, debo darme otra oportunidad. Esta forma de tratarme me inhibe, me vuelve inseguro y dubitativo. Ya es hora de que empiece a respetarme y a tratarme bien: si me lo propongo, seré capaz’”.