La clave del éxito en una charla de pareja

Redacción Editorial Phrònesis

Comunicarnos adecuadamente con nuestra pareja no tiene demasiado misterio: debemos expresarnos adecuadamente. No se trata de ser cordial o manejar el lenguaje con diplomacia, sino de comunicar aquellas cosas que yacen en el interior de forma franca, adecuada y clara, respetando los derechos del otro.

Expresar no es sinónimo de culpar a otros. Frases como: “¿Usted por qué es así?”, “¿cómo se le ocurre?” y “¿por qué me hace esto?” buscan implantar la culpa en el otro; por tanto, no son sinónimos de expresión; esta, debe hacerse desde el punto de vista de cada quien. 

Es la persona quien comunica, desde su punto de vista, lo que siente, piensa, espera y desea del comportamiento del otro. La expresión no debe dirigirse a señalar un comportamiento en la pareja, como si fuese algo objetivo. Claro, es totalmente válido hacerlo, pero aclarando que es a mí a quien molesta.

En otras palabras, más que señalar los defectos del otro (lo que demostraría que no estoy aceptando a mi pareja como es, que estoy siendo normativo y que lo estoy culpando), es comunicarle algo mío (mis sentimientos, deseos, pensamientos y peticiones).  

Cabe aclarar que este tipo de expresiones y mensajes deben realizarse sin criticar el comportamiento del otro.

Al expresarle algo a la pareja, hay que tener en cuenta la posibilidad de presenciar un cambio en el comportamiento del otro, aunque bien podría no hacerlo.  

Puede existir la voluntad de escuchar y entender todo lo que se quiere transmitir, pero debemos saber que muchos comportamientos percibidos como desagradables en los demás, corresponden a rasgos muy estables de su conducta, lo cual puede constituir un esfuerzo extra al momento de modificar su comportamiento aunque se les pidiera de forma adecuada.

Claramente, debemos prepararnos para que el comportamiento que pedimos al otro cambiar reaparezca. No hay que convertir los procesos de comunicación en verdaderas batallas campales, donde cada uno busca hacer el mayor daño posible al otro y “pegar donde más duele”, como sacando ventaja de los puntos débiles que conoce cada uno de su pareja.

Para más prácticos consejos de comunicación asertiva en pareja, explora las páginas de la colección “Aprende a fortalecer la comunicación para la convivencia” de los psicólogos Alberto Ferrer y Walter Riso, el poder de sus obras combinado examina minuciosamente diferentes maneras de hablar y expresarte desde el interior de tu relación afectiva para hacerla saludablemente exitosa.

Encuentra más detalles de cada título aquí: ⬇