El regalo que toda mujer desea

Redacción Editorial Phrònesis

¿Cuál es el mayor anhelo de un género que ya se ha ganado un puesto en la sociedad? Aparte de pensar en costosos accesorios, ropa, zapatos, bienes o cualquier cosa que el dinero pueda comprar, existen obsequios a los que toda mujer aspira desde sus más profundos pensamientos. 

No puede negarse la admirable labor que ha desempeñado la mujer a lo largo de la historia: su lucha por la igualdad de derechos y el respeto de sus libertades. Sin embargo, como seres humanos en la búsqueda constante por estar mejor, aún quedan ciertos asuntos en los que ellas necesitan aumentar su grado de satisfacción a nivel familiar y en el amor de pareja. Para aclarar mejor este punto, vale la pena recordar algunas publicaciones del psicólogo y escritor Walter Riso, en una de ellas, él describe una situación de pareja aparentemente normal y placentera, a excepción de ciertos vacíos y temores que el esposo intenta explicar con torpeza y dificultad. La esposa, por su lado, es descrita como una excelente mujer: amorosa, preocupada por su familia, responsable, apasionada con su pareja (algo así como la mujer ideal para muchos). Sin embargo, “él sentía que el amor de ella era poco comprometido e indiferente y tenía la firme convicción de que él ocupaba un lugar secundario en su vida”.

Por su parte, el doctor Riso describe a esta mujer de la siguiente manera luego de conocerla: “era una mujer fiel e independiente. 

Para ella, el matrimonio no implicaba renunciar a sus amigas y amigos, con los cuales salía de tanto en tanto. Podía ir sola a cine o a un restaurante si su esposo no estaba o si simplemente no le apetecía”. Justo ahí se encontraba la razón por la cual el esposo sentía miedo. Si él no resultaba indispensable para su esposa, ella podría manifestar falta de compromiso e indiferencia, como si le diera igual estar con su pareja o sola. Aquí el hombre cae en una terrible equivocación: confundir amor con apego. Esta mujer, como cualquier ser humano bien haría, valora sus derechos en el ámbito familiar y de pareja. Es una mujer que a pesar de no faltar a su esposo e hijos, mantiene identidad propia y defiende su espacio personal.

Este es un caso que se repite en algunas parejas. En otras, es peor. En este ejemplo, el esposo a pesar de sentir esas carencias, acepta y comprende de cierto modo el grado de independencia de su mujer, pero esto no es algo que ocurra todo el tiempo.

Muchas veces las reuniones sociales se aplazan o esconden tras excusas absurdas, como si disponer del tiempo dependiera de la autorización de la pareja. Al pensar en esto, es válido preguntar ¿Por qué no podemos conservar ciertos gustos de nuestra soltería cuando estamos con alguien sin que eso afecte la armonía de la relación? ¿Por qué algunas mujeres (y hombres) no hacen valer ese simple derecho de tener sus espacios favoritos? ¿Acaso estar en una relación implica renunciar a los amigos y a las actividades personales?

Es una tarea que debemos emprender, un trabajo para realizar a diario en pareja que ayudará a darle la merecida importancia a los espacios propios, la práctica de pasatiempos, hábitos espirituales, los momentos con amigos o simplemente ir a caminar a solas sin que esto signifique falta de interés o amor hacia la pareja. No es necesario entregar el 100% de la esencia al otro sólo para complacer sus sentimientos caprichosos de poder.   

Debes sentirte siempre en la capacidad y libertad de pedirle a tu pareja el espacio que necesitas, disfrutar de esos pequeños placeres que en nada afectan tus sentimientos, el respeto o la confianza por el otro. Esto funciona siempre y cuando se haga con reciprocidad, es el simple principio de recibir lo que se da; algo apenas justo. Déjale un espacio a tu pareja, permítele salir a compartir tiempo con sus amigos o a practicar algún deporte sin la condición de llevarte a todas partes. Al principio parecerá difícil, pero, con el tiempo, te acostumbrarás y aprenderás a disfrutarlo. Además, conseguir este punto de equilibrio en una relación, garantizará las ganas de ambos por compartir momentos juntos, en vez de conducir a la monotonía y a la falta de interés, por estar juntos a cada minuto. No querrás convertirte en el “siamés” de nadie.

A lo largo de su trayectoria como escritor y psicólogo, Walter Riso ha logrado consolidar diferentes técnicas, estrategias e historias de vida útiles para abrir el panorama y divisar el horizonte con claridad en estas cuestiones de amor. De esta manera, reunió una colección de 4 interesantes obras que enfocan sus contenidos hacia una vida más feliz, sencilla y bien llevada a nivel afectivo. Encontrarás los siguientes títulos:

  • La novela “Amor divina locura”.
  • El audio-libro “Hablemos de amor con Walter Riso”.
  • El video-conversatorio  “El amor, desde el punto de vista juvenil”.
  • El más reciente documento de Walter Riso, “Manifiesto para la liberación afectiva”

Podrás adquirirlas y consultar los detalles de cada una de ellas a continuación. ¡Precio especial por pocos días!