El regalo de San Valentín que tu pareja nunca esperará

Redacción Editorial Phrònesis

Para nadie es un secreto que la rutina es el arma más usada por los «asesinos» del amor. Pero también es uno de los conceptos peor juzgados por la humanidad, pues suele relacionarse con acciones negativas o tóxicas para la mayoría de los aspectos de la vida; todos la vemos como si fuera la hermana fea de la «zona de confort». 

smiling rose bed lying lovers

Ya es tiempo de cambiar esas ideas erróneas y comenzar a darle un nuevo sentido a la rutina, un significado que beneficie tu vida emocional junto a esa persona que tanto amas. Los más experimentados especialistas en temas del amor coinciden en afirmar que el amor necesita renovarse constantemente; con la suficiente inteligencia emocional como para evitar la aparición de aquellos errores del pasado que desvían la atención por el bienestar mutuo.

El psicólogo y escritor Walter Riso habla de tres soportes sobre los que se construyen relaciones sólidas y con menos problemas a la hora de experimentar las mieles de la reconquista amorosa: Eros, Filia y Ágape, las tres patas del amor; fundamentales para mantener una buena relación de pareja y no caer en un amor incompleto, rutinario o tedioso que, como bien dice él: «sea cual sea la vía que tome, siempre llegará al sufrimiento».

Del mismo modo, el psicólogo y escritor asegura que el amor perfecto no existe: para que una pareja sea feliz y sólida, debe ser consciente de la realidad. Si se vive en función de la perfección, solamente se encontrará desilusión. Lo más sensato y asertivo es buscar el amor completo, para lo cual, las «tres patas» deben estar siempre presentes. 

Así, Eros (deseo), es la base donde se asienta la relación, convirtiéndose con el tiempo en amistad (Ágape) y sin dejar de sentir ternura (Philia) por el otro. Aplicándose así un amor de verdad, al que él denomina: «Amar es hacer el amor con tu mejor amigo». 

A continuación verás cómo con solo 5 indicadores podrás comprender que puedes vivir un amor de pareja como si celebraras San Valentín cada día:

  1. No idealizas el amor: Creer que el amor es perfecto y que todo lo puede es un pensamiento poco realista que te lleva a esperar mucho del amor y del personaje directamente involucrado en la relación, lo cual te genera falsas expectativas y además te hará sufrir por aquello que tanto anhelas. 
  2. Tu amor es solidario: No es solidario contigo quien ignora tus intereses, los subestima o no hace un esfuerzo para comprenderlos, pese a tus pedidos y reclamos racionales. De ser así, sufrirás irremediablemente, a no ser que decidas salirte de la relación. -Párrafo extraído de la «Guía práctica para no sufrir de amor»-. 
  3. Tienes un amor recíproco: En una relación de pareja se da y se recibe. Si das amor, deseas recibir amor, si das sexo deseas recibir sexo.
  4. No negocias con tus principios fundamentales: Amar no significa sacrificar creencias o gustos para complacer al otro y si ese sacrificio te hace mal, entonces estás en un amor incompleto y nada sano.
  5. Hay apego o dependencia emocional: Lo que define el apego no es el deseo, sino la incapacidad de renunciar al deseo cuando debe hacerse, y debe hacerse cuando alguna de las siguientes condiciones están presentes: no te aman, bloquean tu crecimiento y/o vulneran tus principios. -párrafo extraído de la guía práctica para no sufrir de amor”-.

Por supuesto, hay más asuntos que debes considerar si quieres reconquistar a quien amas cada día, pero con estos 5 puedes comenzar con el pie derecho.Por tal razón, tres psicólogos especializados en relaciones de pareja se reunieron para formar una de las más poderosas colecciones que hayas visto en cuestiones del amor: «San Valentín Por Siempre», un compilado único de contenidos multimedia creados por Walter RisoDiego Castrillón y Alberto Ferrercon el fin de darte las herramientas necesarias para que comiences a renovar tu vida emocional y le des a tu pareja el mejor regalo en el día de los enamorados.