Dos sencillas maneras de fortalecer la seguridad en ti mismo

Redacción Editorial Phrònesis

Tener éxito o fracasar en nuestros propósitos depende en gran parte de la actitud. Es como ese pensamiento que viene después de ver a un hombre poco agraciado físicamente con una mujer hermosa como pareja: “Debe ser una persona muy interesante”. 

Una actitud segura, firme y bien establecida hará que irradies una luz especial y, por qué no, envidiable ante el mundo. En esto, juega un papel muy importante el nivel de asertividad que manejes en tu diario vivir, pues te ayudará a ser más seguro de ti cuando:

  1. Fortaleces el amor propio y la dignidad

Para lograr mayor seguridad en ti mismo, debes exigir respeto, pero primero debes quererte y sentirte digno de amor. La dignidad personal es el reconocimiento de que eres merecedor de lo mejor. Así como te siente amado e importante cuando alguien te defiende y te cuida, de igual manera, la autoestima sube como espuma cuando te resistes a ser sacrificado, utilizado o explotado.

Lo único que debes tener siempre presente es que eres digno y merecedor de respeto (que incluye autorrespeto). Si una persona se odia a sí misma no puede ser asertiva y segura: será agresiva e insegura. 

  1. Trabajas en fortalecer tu defensa psicológica

Al actuar asertivamente, reduces la discrepancia entre el yo real y el yo ideal. Cada vez que ejecutas una conducta asertiva, generas una retroalimentación, que dice: “Fui capaz”. Sube el yo real y la autoestima. Sentirte capaz, te hace sentir fuerte y seguro de ti mismo.

El esquema nuclear de toda persona asertiva es de fortaleza, de seguridad. Es lo opuesto a la trama mental del dependiente, que todo el tiempo cree que es débil y que deben protegerlo para sobrevivir. La asertividad y el entrenamiento en habilidades sociales es uno de los tratamientos complementarios más utilizados para pasar de la debilidad percibida, a la fortaleza percibida.

Claramente, al mantener una actitud segura, fortalecida y asertiva, eres capaz de establecer una mejor comunicación con quienes te rodean, en todo tipo de relaciones. Encuentra otras maneras para reforzar tu actitud en beneficio de tus vínculos sociales y afectivos en la siguiente colección de obras digitales de los psicólogos Walter Riso y Alberto Ferrer.