¡Deja de sufrir por amor!

Redacción Editorial Phrònesis

Encontrar una amor saludable puede ser tan difícil como mantenerlo una vez se ha hallado. Tal vez, porque suele confundirse amar con sufrir. Estos dos conceptos deben apartarse el uno del otro tanto como sea posible, de esta manera, es mucho más sencillo disfrutar del amor y conseguir una vida afectiva saludable y satisfactoria.

En la obra “Guía práctica para no sufrir de amor” del psicólogo y escritor Walter Riso, puedes encontrar seis reglas que te servirán para dejar de pasarla mal en una relación amorosa. Presta atención a cada una de ellas y analiza cómo aplicarlas en tu vida emocional y afectiva:

Guía práctica para no sufrir de amor – Walter Riso

  1. El amor no es algo absoluto.

No es perfecto. Es normal que una relación no sea perfecta. No tenemos que empeñarnos en que lo sea porque puede crear una frustración. Hay que acercarse al amor sin prejuicios ni estereotipos. Sólo así disfrutaremos plenamente de la relación y tendremos menos probabilidades de sufrir por amor.

  1. Amar es ganar unas cosas, pero perder otras.

No podemos esperar que de una relación sólo obtengamos felicidad. Debemos estar preparadas para los sinsabores que forman parte tanto del amor como de la vida. Si pensamos que amor equivale a felicidad, vamos a sufrir mucho.

  1. Asume que el amor puede tener fecha de caducidad.

De hecho, cuanto más nos esforcemos en que sea eterno, más probabilidades tenemos de que acabe mal. Disfruta del momento. Si el amor se acaba, hay que pensar que aunque sea duro, todo se supera.

  1. El amor no es exclusivo.

¿Es posible amar a más de una persona al mismo tiempo? Parece que los enamoramientos no son lineales, a veces se solapan. Muchos relatos clínicos muestran que las personas sostienen idilios mentales platónicos sin por ello dejar de querer al cónyuge.

  1. El amor tiene límites.

Si esperamos que el amor que siente alguien hacia nosotros sea incondicional, vamos a sufrir. Cada persona tiene el umbral diferente de lo que están dispuestas a aguantar por amor. Acepta estas diferencias.

  1. Amor realista.

Hay que pensar el amor además de sentirlo. Hay que construirlo y reinventarlo en diversas ocasiones. Aceptemos que no hay relación perfecta y así, quizás, dejemos de sufrir por amor.

Pág. 12

Encuentra más técnicas, herramientas y consejos para vivir el amor a plenitud en las guías prácticas de Walter Riso. Conócelas a continuación y comienza a aplicar sus útiles contenidos lo antes posible.