Cuatro beneficios fundamentales de la asertividad

Redacción Editorial Phrònesis

¿Qué significa ser asertivo? En las relaciones interpersonales el derecho de decir “no” y expresar inconformidades y desacuerdos es la pura esencia de la asertividad. Ser asertivo significa ser capaz de ejercer y/o defender los derechos personales sin dejarse manipular y sin violar los derechos de los demás. La asertividad es un punto medio entre la persona que se arrodilla ante alguien y la persona que aplasta al otro, implica hacer valer la defensa de los derechos sin lastimar a nadie.

Ahora bien, el ser asertivo a parte de forjar el carácter propio trae consigo 4 beneficios:

1.La asertividad fortalece el amor propio y la dignidad

Para exigir respeto debo quererme y sentirme digno de amor. Precisamente, la dignidad personal es el reconocimiento de que somos merecedores de lo mejor. Así como nos sentimos amados e importantes cuando alguien nos defiende y nos cuida, de igual manera, la autoestima sube como espuma cuando nos resistimos a ser sacrificados, utilizados o explotados.

2. La asertividad permite una mejor defensa psicológica y nos hace más seguros

Cuando somos asertivos, se reduce la discrepancia entre el yo real y el yo ideal. Cada vez que ejecutamos una conducta asertiva se genera una retroalimentación, que nos dice: “Fuiste capaz”. Sube el yo real y la autoestima. Sentirse capaz, te hace sentirte fuerte y seguro de ti mismo.

3. La asertividad facilita la  libertad emocional y el autoconocimiento 

Dentro de un esquema de prevención, la asertividad nos ayuda a experimentar e integrar las emociones a nuestra vida para enfrentar aspectos negativos en el futuro. A estar listos para los imponderables. Cuando expreso lo que pienso y siento, libero la mente y sano mi cuerpo. No almaceno basura.

4. La asertividad ayuda a resolver problemas y mejorar la comunicación

Sin duda este es uno de los mejores beneficios, es claro decir que si existe una buen flujo y retroalimentación de las opiniones, comentarios y demás evidentemente la comunicación con nuestra pareja o en las relaciones interpersonales se verá altamente enriquecida llevando así a grandes beneficios y resolución de conflictos más apropiada.

El hecho de ser asertivo en muchos momentos de la vida determina que tan sumisos o agresivos seamos, sin embargo, la asertividad es un elemento clave que puede traer beneficios o consecuencias de acuerdo a su uso. Si deseas saber más acerca de cómo forjar tu carácter cómo pareja y hacer valer tus derechos fundamentales, conoce ya la guía práctica para no dejarse manipular y ser asertivo del psicólogo y escritor Walter Riso, en ella encontrarás los parámetros clave para lograr ser asertivo en la vida.