¿Cuál es el momento indicado para amarme?

Redacción Editorial Phrònesis

Desconfianza, miedo a las nuevas experiencias, desánimo, sensación de incapacidad para enfrentar las dificultades e innumerables emociones “oscuras” envuelven la vida de quienes sufren la baja autoestima.     

En este estado, prácticamente cualquier situación es un motivo para decaer, incluso los buenos momentos se relacionan con problemas, inconvenientes, malos ratos o decepciones. Como, por ejemplo, estos pensamientos:

  • “¡Qué platillo tan delicioso!…pero tengo sobrepeso”,
  • “Conocí una persona maravillosa…pero no creo que nos vaya bien, nunca he tenido suerte en el amor”
  • “Tengo una idea genial…pero todos me van a criticar, mejor me la guardo”.
  • “Amo a mis hijos…pero ellos prefieren estar con sus amigos”.
  • “Me encanta mi trabajo…pero nunca me ascenderán, aquí nadie me valora”.

Algo sí hay que abonar: estas personas son sumamente creativas, encuentran un “pero” en cada situación. Si fueran conscientes de su gran capacidad para encontrar una respuesta a cada pregunta, la autoestima se llegaría a niveles nunca antes vistos. 

Analicemos uno de los comentarios que nos llega a nuestra página de Facebook. Por respeto, mantendremos el anonimato de su remitente:

“Estoy sintiendo el peor dolor de mi vida y no sé si podré recuperarme, pero no quería ser yo quien pidiera el divorcio. Soy del tipo de persona que siempre cede y se preocupa más por la felicidad de los demás que por la propia. En otras palabras, me gusta el papel de ‘la sufrida’. Mi idea era hacerle sentir que él fue quien decidió dejarme, para que no se dañara su amor propio.

ebe ser muy doloroso para él, lo sé. Eso me hace sufrir como nunca. Debe estar pensando lo peor de mí: que soy egocentrista y prepotente, eso me hace sufrir mucho más. ¿Cómo manejar esta penosa situación? ¿Qué pasará por su cabeza en estos momentos?”

Claramente, por asumir el papel de víctima, esta mujer deja ver su gran necesidad de aprobación así deba sacrificar su bienestar emocional. Cuando hablamos de autoestima, no debemos asociar el concepto de amor propio con egoísmo ni, mucho menos, pisotear a los demás. Hay que tener claro que debe existir un balance adecuado en el respeto propio y el de los demás.

No te dejes tomar ventana de las deficiencias que yacen en tu interior, podrían estar ahí desde tu niñez y esperando el momento menos pensado para salir a la superficie. Piensa en esas experiencias afectivas negativas que pudieron haber afectado tu percepción sobre el rechazo, el amor y el respeto.

Hay una lectura que te ayudará mucho a descubrir ese potencial que aún no has visto o se volvió invisible por alguna razón. En la “Guía práctica para mejorar la autoestima” del psicólogo y escritor Walter Riso, encontrarás herramientas útiles para disfrutar de tus capacidades y virtudes en armonía con los demás. ¡El momento indicado para amarte es HOY!