Consejos para cultivar el amor propio

El amor propio es, podría decirse, un estado de aprecio que va surgiendo a medida que hacemos cosas por y para nosotros, y esto no tiene por qué implicar que te creas o sientas superior a otros, o que cometas el equívoco de despreciar a los demás.

Cuando hemos cultivado nuestro amor propio, resulta más sencillo darnos la oportunidad de mostrar al mundo nuestra mejor cara, descubrir el potencial que llevamos dentro y vivir plenamente. Amarnos nos permitirá amar también a los demás.

Nunca es demasiado tarde para tomar la decisión de cultivar el amor por nosotros mismos y transformar nuestra vida. Aquí algunos consejos para ti: 

1. Conócete y respétate

Cuando nos conocemos plenamente, somos capaces de reconocer nuestros puntos débiles y nuestras virtudes para potenciarlas y seguir creciendo en distintas áreas de nuestras vidas. Considérate un ser valioso, pues al respetarte a ti mismo, harás que otros te respeten por quien eres y podrás establecer relaciones saludables que te permitirán relacionarte desde la sinceridad.

2. Trátate con cuidado

A veces, el maltrato viene de nosotros mismos, y es que es muy fácil caer en este error cuando algo malo nos sucede y creemos ser los únicos culpables. ¡No te autosabotees! Aprende a perdonarte y dejar de emitir juicios en tu contra. Concéntrate en todas las virtudes que tienes y en cómo puedes hacer las cosas mejor en el futuro.  

3. Aléjate de las personas negativas

Recibir críticas constantemente puede aniquilar nuestra integridad. Las personas que te rodean tienen un impacto en ti mucho más fuerte del que imaginas, pero el amor propio bien cultivado nos ayuda a poner límites sin ser ofensivos, y hacerlo de manera efectiva.

Seguir estos consejos nos permitirá sentirnos más seguros a la hora de tomar decisiones, desarrollar proyectos y metas. Así será más fácil decidir quiénes merecen ser parte de tu vida, recuerda que se trata de tus sentimientos, valores y energía, y nadie puede hacerte sentir mal.

¡Fortalece tu autoestima y libérate de apegos!

El primer paso para disfrutar de un amor de pareja saludable, pleno y sin sufrimiento es amarse a sí mismo. ⬇️⬇️