Cómo disfrutar al máximo tu relación de pareja

Redacción Editorial Phrònesis

El modelo de pareja ideal que nos muestran en las películas, series, novelas y videos musicales cada día es más fantasioso que realista. Como si fuera una conspiración en contra del amor de verdad, todo apunta hacia la idea de unirse al ser amado por una necesidad, mas no por la libertad de escoger a quién queremos a nuestro lado. 

Vivir el amor junto a alguien debería aprenderse como una elección, siendo conscientes de lo difícil que es mantener una relación de pareja sana. Por mucho que puedas llegar a querer a quien tienes a tu lado, la salud emocional en pareja debe conseguirse con esfuerzo y trabajo conjunto, cuando logras apartar de ti las inseguridades y malas experiencias del pasado, te enfocas en cuidar el presente y en hacer crecer la relación durante el día a día.

Préstale atención a las siguiente claves para conseguir relaciones de pareja sanas y sin ataduras. Ten en cuenta que sólo son efectivas si las pones en práctica diariamente:

No le cortes las alas a tu pareja

Aunque la sociedad te haga creer lo contrario, tu pareja es una persona totalmente libre y puede tomar sus propias decisiones. Ella o él deciden libremente tener una relación con una persona y en cualquier momento pueden decidir dejar de hacerlo.

Es importante que cada uno de los integrantes de la pareja tenga un lugar para sí mismo, para compartir tiempo con otras personas sin que la pareja esté presente y que no se conviertan en un “duopack”. De esta manera, no se ahogarán en la relación y cada uno podrá aprender de las experiencias del otro. 

Los tiempos de “hacer nada” en pareja son necesarios

El tiempo libre a veces es difícil de lograr, pero es muy importante y debe ser una prioridad a la hora de cuidar una relación amorosa. Es esencial compartir tiempo con tu pareja para alejar la monotonía de tu relación; para esto, bastará una cena romántica de vez en cuando, un paseo por el parque, una escapada de fin de semana o, simplemente, compartir una película en el sillón.

Comunicación, trabaja en la buena comunicación

Tener una pareja significa crear un proyecto de vida común donde la comunicación sea esencial. Muchas parejas exitosas coinciden en este aspecto como fundamental para mantener una relación saludable. Habla con tu pareja, exprésale tus opiniones, tus deseos, tus problemas; cuéntale cómo ha estado tu día, cómo te sientes y lo que te sucede.

Ponte en el lugar de tu pareja

Si no estás de acuerdo con alguna decisión de tu pareja, no debes tomar el camino negativo y sólo oponerte sin escuchar razones; debes tratar de comprenderla/o. Colócate en su lugar, trata de comprender sus decisiones y pensamientos. Las ofensas y los ataques psicológicos sólo llevan a una relación conflictiva y no a relaciones de pareja sanas. Tu pareja es otra persona y ve el mundo de una manera totalmente diferente a la tuya. Respeta su visión, de la misma forma que tu pareja debe hacerlo con tu opinión.

Cuando comienzas una relación con otra persona, debes disponerte a conocerla profundamente y confiar en ella para lograr una relación saludable. La clave está en tener claros los conceptos de comprensión, apoyo, respeto, comunicación y mantener la libertad propia. Por otro lado, tener una relación saludable significa romper muchas veces con la monotonía y hacer cosas juntos. Busca a alguien con quien discrepes en ciertas cosas, donde también encuentres cosas en común para que vayan como pareja hacia la misma dirección y, sobre todo, acepten sus propios gustos.

Para reforzar estos hábitos, conocer una serie de pautas y experiencias contadas por sus protagonistas y prácticos consejos que te ayudarán a generar comportamientos más adaptativos al momento de vivir el amor de una manera plena, te invitamos a conocer al detalle la colección “Cómo construir un amor de pareja saludable” del psicólogo y escritor Walter Riso en la información que encontrarás a continuación.