¿Cómo ayudar a los hijos a afrontar el divorcio de sus padres? Parte 1

Separarse o divorciarse es el inicio de un proceso con momentos de crisis. Y crisis no significa bueno o malo, sino un cambio, una transformación hacia un nuevo momento de la vida.

Cuando hay hijos, este movimiento los afecta, y puede ser mejor sobrellevado si los adultos son conscientes de que se separan como esposos y permanece su relación como padres, y que ambos continúan siendo los responsables de la crianza de los menores.

Según como se conduzcan entonces los adultos, este puede ser un proceso dramático y destructivo, o superador y beneficioso.

A continuación, te compartimos 5 comportamientos constructivos, propuestos por la Licenciada Marcela Monte, especializada en Psicoterapia Breve Infantojuvenil, para que apliques con tus hijos y hagas del proceso de separación, una situación menos traumática:

Preservar a los hijos de información innecesaria: Los niños no necesitan saber detalles que pertenecen al ámbito de la relación de pareja, este es un tema que es de los adultos.

Mantener un trato cordial con la ex pareja y delante de ellos: Para la salud mental y emocional del niño es fundamental percibir cierta armonía entre quienes le dieron vida.

Comunicarse entre los adultos directamente: No utilizar a los hijos como “mensajeros”, ayuda a mantenerlos al margen de las reacciones ante el contenido de esos mensajes.

Respetar al otro progenitor: Mostrar una actitud adecuada respecto de la ex pareja es un gran ejemplo de integridad, ya que demuestra al niño que podemos ser cordiales a pesar de las diferencias.

Transmitir a los hijos neutralidad respecto del cónyuge: Los mensajes objetivos son aquellos que no lo responsabilizan por la situación que estén atravesando, ni por el malestar sentido.

La aplicación de estos comportamientos, ayudará a superar esta etapa en familia sin dejar de lado lo verdaderamente importante. Próximamente te compartiremos más consejos y prácticas al respecto.