Así reacciona tu cuerpo gracias al descanso pleno durante el sueño

El sueño nos repone física y mentalmente después de las diferentes actividades día, restituye nuestra energía y previene distintas patologías; pero en general, aunque la mayoría de las personas sabe que tener una buena noche de sueño es importante, muy pocas son conscientes de cuántas horas deben dormir según su edad y, por ello, no las cumplen.

No dormir el tiempo suficiente puede tener efectos negativos en nuestra salud física y mental; por ello es vital asegurarnos de dormir lo suficiente y de mantener un horario saludable de sueño para disfrutar de los beneficios de una buena noche de sueño.

Beneficios del sueño para la salud mental

→ Una buena noche de sueño puede mejorar las capacidades de memoria y de resolución de problemas.

 → Dormir bien puede ayudar a tener un mejor estado de ánimo, e incluso a prevenir sentimientos de depresión.

→ Mantener un horario saludable de sueño ayuda a estar motivado, alerta y participativo.

Beneficios del sueño para la salud física

→ Una noche de sueño continuo puede ayudar a mantener un peso saludable.

→ Dormir bien ayuda a que el sistema inmunológico permanezca fuerte, así que cuanto menos duermas, más difícil le resultará a tu cuerpo combatir infecciones comunes.

→ Asegurar un buen sueño y descanso, le permite al cuerpo tener tiempo para reparar células y tejidos importantes.

Si bien es cierto que las necesidades de sueño no son las mismas para todas las personas, existen pautas razonables y basadas en la ciencia que ayudan a determinar las horas que debemos dedicar a este descanso según la edad:

Si quieres conseguir un mejor sueño, puedes empezar por seguir estos simples consejos:

  • Recién nacidos (0-3 meses): 

Lo ideal es que duerman entre 14-17 horas cada día, aunque también es aceptable que lo hagan entre 11 y 13 horas. Lo que no se aconseja es dormir más de 18 horas.

  • Bebés (4-11 meses): 

Se recomienda que duerman entre 12-15 horas al día. También es aceptable que descansen entre 11 y 13 horas, pero nunca más de 16 o 18 horas.

  • Niños pequeños (1-2): 

No es recomendable que duerman menos de 9 horas ni más de 15 o 16 horas al día. Lo que se aconseja es que descansen entre 11 y 14 horas.

  • Niños en edad preescolar (3-5): 

El tiempo ideal dedicado a dormir es de 10-13 horas diarias, este no debe ser inferior a 7 ni superior a 12 horas.

  • Niños en edad escolar (6-13): 

En esta etapa el tiempo de sueño necesario se reduce a 9-11 horas.

  • Adolescentes (14-17): 

En este rango, lo más adecuado es un sueño que comprenda de 8,5 a 10 horas diarias.

  • Adultos más jóvenes (18 a 25): 

El tiempo óptimo de sueño es de 7-9 horas al día,  no menos de 6 ni más de 10-11.

  • Adultos (26-64): 

Se mantiene el mismo rango de necesidades de sueño que en el caso anterior (7-9 horas diarias), aunque no siempre se logra.

  • Adultos mayores (de 65 años): 

Lo más saludable para las personas de este rango de edad es que el sueño ocupe 7-8 horas al día; sin embargo, es frecuente que la calidad del sueño se vea reducida.

-Mantén un horario de sueño, incluso los fines de semana.

-Apaga los dispositivos electrónicos antes de acostarte.

-Practica ejercicio diariamente.

-Procura mantener la temperatura, sonido y luz ideales en la habitación.

¿Quieres saber más sobre el placer de dormir y todo lo necesario para que tu cuerpo y mente descansen plenamente? ⬇️⬇️⬇️