Aprende a manejar los celos de tu pareja

El problema de los celos es la interpretación que tanto individualmente como en pareja, se le dan a los asuntos de la relación. Y, es que sentir y generar celos no es algo bonito, no aviva la llama del amor, ni brinda tranquilidad a ninguno de los dos. Por el contrario, los celos son muestras de problemas que requieren solución conjunta, ya que perjudican la estabilidad de una unión. Las conductas desencadenadas por los celos pueden llevar a problemas más que sentimentales, llegando a lo físico. Por ello, antes que continuar en tu relación, ten en cuenta los siguientes consejos para manejar los celos de tu pareja.

El respeto por tu pareja y el compromiso que mantienen, van antes que todo. Si esperas que tu pareja no sienta celos, mientras actúas bajo una doble moral y falsedad en tu comportamiento, te estarás equivocando. Bríndale tranquilidad con respecto a lo que sientes, vives, compartes con los demás, esperas de la relación, etc. No pretendas que no sienta celos cuando das los motivos suficientes para que desconfíe de ti.

Ponte en su lugar y analiza lo que tu pareja puede estar sintiendo. No hay un mecanismo más seguro que pensar qué sentirías si estuvieras en el lugar del otro. ¿Te estás sobrepasando con tus acciones?, ¿qué tanta tranquilidad sentirías si fueras tú quien recibe determinados actos? Pues bien, analiza si estás fallando y no confundas la libertad de ser (que todos merecemos vivir) con libertinaje y egocentrismo. Este paso te permitirá realizar una introspección y examinarás qué puede estar pensando tu pareja de ti. Como dice el dicho: “no hagas a los demás lo que no quieres que hagan contigo”; recapacita, valora y, si es factor de bienestar, replantea tus acciones.