Amor Vs. enamoramiento: ¿eres capaz de diferenciarlos?

Es común preguntarnos por qué cada vez parece más frecuente que las relaciones de pareja fracasan apresuradamente. Vemos matrimonios que terminan en muy poco tiempo y corazones rotos cuestionándose qué hicieron mal para merecer su desafortunada suerte.

Sin embargo, más allá de la forma y los motivos por los cuales termina una relación de pareja, resulta oportuno que busquemos ser conscientes de cómo funcionan los procesos del amor (sí, puede sonar un poco frío), pues de esta manera podremos obtener la capacidad de ver con claridad qué estamos haciendo bien y en qué estamos fallando a la hora de llevar nuestras relaciones amorosas.

Uno de los puntos clave sobre este asunto es reconocer la diferencia entre el enamoramiento y el amor concreto, constituido como sentimiento con otra persona. ¿Te has preguntado alguna vez cuándo ocurre ese momento mágico, ese instante exacto en el que empiezas, concretamente, a amar a alguien?

Si tienes en este momento una relación con alguien, ¿podrías responder con certeza si estás experimentando la fase de enamoramiento o si amas realmente a esa persona? ¿Eres capaz de ver la diferencia o crees que sientes ambas cosas al mismo tiempo?

EL LOCO ENAMORAMIENTO VS. EL APACIBLE AMOR

El reconocido psicólogo y escritor Walter Riso, describe ágilmente la diferencia entre ambos de la siguiente forma: “Hay algo de razón y de razonable en el amor, a diferencia del enamoramiento que es un terremoto de grado diez”.

Sugiere saludable separar el enamoramiento del amor, como uno de los pasos fundamentales que nos ayudarán, en gran medida, a vencer la dependencia afectiva, un problema demasiado común pero que muchos no son capaces de ver y aceptar como tal.

Algunas de las características del enamoramiento:

  • Idealización
  • Apego sexual
  • Pensamientos obsesivos
  • Ilusión de permanencia
  • Riesgos irracionales

Hay que resaltar que, como bien lo dice Walter Riso en su Guía práctica para no sufrir de amor (en la cual habla de cómo separar el enamoramiento del amor), es imposible evitar el enamoramiento.

La cuestión es darle el adecuado manejo, bajo los parámetros que recomienda, para que cuando sus efectos dejen de “manipularnos” (el proceso de enamoramiento, según expertos dura en promedio un año o menos), podamos dar ese siguiente paso en nuestra relación de pareja hacia una etapa más tranquila y apacible y podamos llegar a tener una relación saludable, que nos haga felices.