¡Adiós! No seré como tú quieres

Redacción Editorial Phrònesis

Hay quienes creen que el amor significa atentar contra la integridad, dignidad y felicidad propias. Cuando le cedes toda la esencia que te representa a tu pareja y pasas a ser de su “propiedad”, estás cruzando los umbrales de la individualidad. 

Young woman leaving men on a train tracks

El amor verdadero tiene en cuenta siempre la realidad para ser saludable, los romanticismos sólo son ornamentos adicionales. Si te apartas de este principio, pronto comenzarán a aparecer una serie de hilos que las faltas de respeto, el maltrato, las traiciones, la infidelidad y los desamores controlarán convirtiéndote en una marioneta de tu pareja. “Haz esto”, “Compórtate de esta forma”, “no hables de esa manera” esto y aquello…Todo un atentado contra tu amor propio. Siempre será mejor terminar con este tipo de relación, cortar por lo sano y continuar las vidas de cada uno por separado. Es difícil, es cierto, pero debe hacerse. Así el amor exista aún entre los dos, no se justifica prolongar un vínculo afectivo bajo semejante costos psicológicos, morales, físicos y/o sociales.

Hay ciertos comportamientos escondidos, intenciones solapadas de controlar al otro que deben identificarse y detenerse. Solo de esta manera podrás contrarrestar sus efectos. Lee con atención y si son evidentes estas situaciones en tu relación de pareja es mejor decir “arrivederci” de una vez por todas:

Si hay de todo, menos amor

¿Por qué seguir en una relación nociva, a sabiendas de la ausencia del amor? Esperar a que te quieran puede ser una de las experiencias más humillantes y tristes: “Ya no me abraza, ya no se preocupa por mí” o “Nunca me he sentido realmente amada/o”. ¿Qué esperas, entonces? Mendigar amor es la peor de las indigencias: lo que está en juego es tu persona y si el otro, quien está “encima” tuyo, acepta dar limosnas, no te merece.

Si tus triunfos no importan

La pregunta que surge es obvia: ¿por qué motivo el amor que sientes por tu pareja debe impedir la expansión satisfactoria de tus talentos y capacidades personales? Hablo de los deseos que te mueven, de lo que quieres hacer, de tus motivaciones vitales, de lo que te empuja a ser lo que eres y no otra persona. Todo lo que nos haga crecer como seres humanos, mientras no sea destructivo ni para uno ni para otros, debe llevarse a cabo, si no queremos sentirnos incompletos.

Si pisotean tu esencia

¿Qué estamos dispuestos a negociar por amor? Hay cosas en las que no podemos ceder, simplemente porque, si lo hacemos, nos traicionaríamos a nosotros mismos. Existe un acuerdo implícito en la mayoría de los pensadores sobre el tema de los valores: el límite de lo negociable es la dignidad personal, es decir, la opción de ser valorado, honrado y respetado.  

En otras palabras “Estaré a tu lado siempre y cuando me sienta amada o amado, pueda llevar adelante mis proyectos de vida y no vulneres mis principios y valores”. De no ser así, el amor y la pareja deberán escribir su capítulo final.

Puedes profundizar sobre estos temas en mi consultando la siguiente colección, seleccionada específicamente para conseguir libertad e independencia en el amor. Encontrarás las siguientes obras:

  • La novela “Amor, divina locura”.
  • El “Manifiesto para la liberación afectiva”
  • El documento “Los caminos del perdón”.
  • La “Guía práctica para descubrir el poder sanador de las emociones”.
  • La “Guía práctica para vencer la dependencia emocional”.

En esta interesante selección encontrarás prácticos consejos para crear un espacio reflexivo que te permita desarrollar esquemas afectivos y cognitivos resistentes a la esclavitud amorosa.

“Recuerda, si debes dejar de ser como eres, es mejor decir adiós”. -Walter Riso.