7 síntomas alarmantes de la dependencia emocional

Redacción Editorial Phrònesis

Cuando digo alarmantes, no exagero. El apego emocional puede llegar a ser comparado con una adicción a las drogas pues, como ya más adelante veremos, puede producir falta de autocontrol, ansiedad, negación y mucho sufrimiento. Los siguientes cuestionamientos te orientarán al respecto; te permitirán realizar un análisis cualitativo; procura ser muy objetivo y observa hasta dónde presentas estos síntomas. Si tienes dos o más de ellos, cuidado, es posible que -aunque lo niegues con vehemencia- seas dependiente emocional enfermizo.

Sufres de apego emocional si:

1. Sientes necesidad imperiosa de estar cerca de la persona amada o de sentir amor la mayor parte del tiempo posible. Similar a lo que ocurre con la adicción a las drogas, cada vez necesitas una dosis más alta para poder sentir el mismo ‘placer’.

2. Presentas abstinencia manifiesta (es decir, desorganización conductual, malestar, ansiedad o simplemente desasosiego, similar a lo que ocurre con una persona adicta a las drogas) cuando no tienes o no te brindan manifestaciones de afecto o cuando no tienes a la persona amada disponible.

3. Eres incapaz de controlar la compulsión de estar con la persona amada. Sientes que no eres capaz de regular tu propia conducta y llevas a cabo acciones compulsivas, viscerales, sin razonamiento. Es como si estuvieses fuera de sí, pierdes el control de tu propia vida.

4. Empleas mucho tiempo y esfuerzo mental y físico para mantenerte cerca de tu pareja y para obtener amor de su parte.

5. Presentas altos niveles de obsesión, preocupación y/o comportamientos vigilantes y controladores por miedo a perder a ese ser fuente del placer/seguridad (temor al abandono, a un engaño, o a la soledad).

6. Has reducido o eliminado tus actividades sociales, laborales o recreativas (reducción hedonista) para estar con la persona amada.

7. Pese a tener claras las consecuencias negativas de amar sin límites (v. g. depresión, descontrol, ansiedad, baja autoestima, desorganización conductual, violencia intrafamiliar), sigues manteniendo este estilo de vida dependiente y te niegas a afrontarlo. Crees, erradamente, que no puedes vivir por fuera de esto, que la vida será aún peor por fuera de esta situación. Tus ojos están enceguecidos y no ves otra vida posible.

¿Qué descubriste? ¿Te identificas? O quizás ¿sientes que tienes esta tendencia? Si las respuestas a las anteriores preguntas fueran afirmativas, debes asumir que sufres de dependencia emocional y, por lo tanto, no te queda más remedio que hacerle frente y vencerla si quieres tener una vida afectiva plena y saludable. Al indagarte ya estás dando un primer paso, un paso fundamental.

Pero… ¿cómo superarla? Esto podrás aprenderlo con la ‘Colección de guías prácticas de Walter Riso’. Esta herramienta, pretende aportar ideas y procedimientos puntuales de tal manera que te permitan desarrollar destrezas y habilidades para poder hacer frente a la dependencia, prevenirla si posees alguna vulnerabilidad que te predisponga a ella y/o crear un estilo de vida orientado a la independencia emocional. Verás como al fortalecer el amor propio y la dignidad, obtendrás esa seguridad que te permitirá crecer positivamente en todos los aspectos de tu vida.