5 maneras de evitar que te corten las alas

Redacción Editorial Phrònesis

Del amor se ha descubierto mucho, principalmente, que nunca podrá saberse todo acerca de él. Cada persona le da atribuciones e interpretaciones tan únicas como su individualidad. Sin embargo, hay ciertos comportamientos que se repiten (a su manera) en una gran cantidad de relaciones afectivas, como el apego emocional. Su aparición es sutil y devastadora, tanto, que sus efectos se comparan con los que experimenta un adicto a las drogas: falta de autocontrol, ansiedad, negación y mucho sufrimiento. 

Sin embargo, el apego afectivo está lejos de ser invencible. Si identificas a tiempo algunos de sus síntomas más tóxicos, podrás ganarle la batalla. Analízalos a continuación y procura ser muy objetivo y sincero contigo mismo. Puede que no todos te resulten familiares, pero tan solo con la presencia intensa de uno de ellos, puedes estar convirtiéndote en un dependiente emocional enfermizo o ser víctima de uno de ellos:

1. Necesidad imperiosa de estar cerca de la persona amada

O de sentir amor la mayor parte del tiempo posible. Similar a lo que ocurre con la adicción a las drogas, cada vez necesitas una dosis más alta para poder sentir el mismo ‘placer’.

2. Ansiedad descontrolada por estar con la persona amada

Hay una sensación de incapacidad para regular la propia conducta y se llevan a cabo acciones compulsivas, viscerales, sin razonamiento. Es como si se perdiera el control sobre la vida propia. 

3. Demasiado esfuerzo por estar con la pareja

Se emplea mucho tiempo, esfuerzo mental y físico para mantenerse cerca de la pareja y para obtener amor de su parte. 

4. Aparecen los comportamientos obsesivos

Presentas altos niveles de obsesión, preocupación y/o comportamientos vigilantes y controladores por miedo a perder a ese ser fuente del placer/seguridad (temor al abandono, a un engaño, o a la soledad).

5. La vida social desaparece 

Se reducen o eliminan las actividades sociales, laborales o recreativas (reducción hedonista) para estar con la persona amada.

Ahora, ¿Sientes la libertad de desplegar tus alas y mostrarlas en su máximo esplendor? ¿Y qué tal las de tu pareja? Si reconociste algunos de estos comportamientos al interior de tu relación de pareja, debes asumir que sufres de dependencia emocional o estás haciendo que la otra persona la sufra. Por lo tanto, no te queda más remedio que hacerle frente y vencerla si quieres tener una vida afectiva plena y saludable. Identificando estas señales, estás avanzando kilómetros en el camino hacia el éxito en pareja. 

Además, puedes blindar tus alas aplicando las técnicas y enseñanzas de la colección “Camino hacia la liberación afectiva y emocional” del psicólogo y escritor Walter Riso. Una compilación de magníficas obras que te permitirán desarrollar destrezas y habilidades para poder hacer frente a la dependencia, prevenirla si posees alguna vulnerabilidad que te predisponga a ella y/o crear un estilo de vida orientado a la independencia emocional. Verás como al fortalecer el amor propio y la dignidad, obtendrás esa seguridad que te permitirá crecer positivamente en todos los aspectos de tu vida.